12 oct. 2011

Se está confiriendo estatuto de realidad a un espejismo

La construcción del poder está ante los ojos de todos. Los que saben de política no explican a la ciudadanía lo que está pasando. No puede ser que se diga que la gente vota con el bolsillo. Si se supiera fehacientemente el proyecto político de Cristina, muchos no pondrían su voto porque “les va bien” porque tendrían en cuenta cuánto mal les puede ir. Lo que parece un trámite institucional para una reelección por 4 años, es un proyecto ideológicamente armado, que pone la vida de todos los argentinos en manos de la arbitrariedad de unos pocos.
En el 2008 ya José Sebreli explicita las ideas de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe (que según él inspira a este gobierno) y cómo el modelo del neopopulismo latinoamericano puede llegar a jugar un papel protagónico en el futuro. Un pensamiento que lleva al concepto de “lo nacional y popular” y al predominio de lo político sobre lo económico y de las particularidades nacionales sobre el universalismo.
Destaca la influencia sobre Laclau de Carl Schmitt, un jurista del nazismo y su concepción política:
confrontación permanente, antagonismo insuperable de amigo-enemigo (pensamiento de guerra como ya hablamos) y decisionismo como forma opuesta a la discusión liberal. El poder no reside en las instituciones republicanas sino en la persona del “soberano”, el que decide en el estado de excepción ante la crisis..
Para que tengamos una idea, dice Sebreli, que ese nuevo populismo que viene de Laclau cree que la corriente institucionalista socialdemócrata es incapaz de responder a las demandas populares y acusa a Tabaré Vázquez y a Michelle Bachelet de “traidores” y a Lula Da Silva de “ambiguo”.
http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0291/articulo.php?art=9481&ed=0291
La Casa Rosada está atenta a los errores de cualquiera que se le pueda cruzar para poder avanzar sobre su poder y comenzar a horadar su imagen.
Ante una Justicia que dice que el INdEC no adultera los datos o el Caso Schoklender es congelado sorpresivamente, ante un gobierno que acorrala a las empresas con la AFIP y las obliga a aceptar nuevas condiciones laborales para sus trabajadores temporarios; para una administración que redacta un Plan Industrial que quiere hacer crecer al sector obligando a las empresas a agregar valor a sus productos en forma compulsiva; globos, papelitos de colores y buena onda no alcanzan. Exhibición por televisión, menos.
Se está generando una construcción política para menores de 13 a 18 años para que sea el semillero de La Cámpora, confirmando que tienen un plan político de largo plazo y que buscan perdurar. El cristinismo no es un proyecto personalista que tuvo algo de suerte en las urnas, vino para quedarse.
http://www.urgente24.com/noticias/val/15361-119/a-2-semanas-del-comicio-y-luego-viene-lo-mejor.html

El error de la oposición fue el mismo que el de los almaceneros en la época de Menem, que o no se dieron cuenta o no supieron cómo enfrentar lo nuevo que los deglutía. Se aplica el marketing con estrategias de guerra y ellos están aceptando peleas cotidianas que los distraen y nos distraen de las cosas de fondo y que nos van socavando las posibilidades de organizarnos. Los apuntan con cañones y se defienden con carpetitas. No es tiempo para los débiles. O se toma una posición ahora o después habrá que comerse lo que viene. Yo no quiero perder la libertad. Si me leen las más de 1000 publicaciones verán cuánto me interesa la pobreza. Esto que se va a hacer no tiene nada que ver con los pobres, en lo que respecta a que dejen de serlo.
Le preguntaría a más de un candidato en qué está de acuerdo con Laclau.
Leyendo a Santiago Kovadloff :“¡...Usualmente, los espejismos revelan que lo son cuando ya es demasiado tarde para quien les ha conferido estatuto de realidad...”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario