27 ago. 2011

1856 Rosario: los inmigrantes con contratación previa.


Lo prometido: otro sábado compartiendo la historia real:la entrada de inmigrantes a Rosario, que hay que contextualizarla con políticas que fomentaron la creación de nuevas colonias agrícolas en Santa Fé(la primera:Esperanza(1)en 1856)con gente contratada en Europa, lo que permitía a los inmigrantes traer sus pertenencias y herramientas.
Seguramente la Confederación Argentina no podría llegar a ninguna meta precisa, si no poblaba sus extensas pampas fértiles y desiertas y si no desarrollaba sus atrasadas y a veces inexistentes vías de comunicación. Tampoco llegaría muy lejos produciendo solo tasajo, cueros, lanas, sebos y algún que otro producto regional, casi de exclusivo consumo local.
Argentina debía integrarse al mundo y también debía integrarse a sí misma.
Gobernar es poblar había sido el axioma de Alberdi y de los hombres de la Organización Nacional, que promovieron la venida de agricultores, artesanos y aún profesionales de distintos puntos de Europa.
En la provincia de Santa Fe la composición de su población pasó a ser desde 36957 argentinos y 4304 extranjeros en 1858,a 583699 argentinos (donde ya figuran hijos de inmigrantes nacidos en el país) y 315.941 extranjeros en 1914.
En Rosario, en particular, en 1858 había sólo 2110 extranjeros sobre 9785 habitantes. En 1900: 65788 argentinos y 46.673 extranjeros. Ese importante crecimiento de inmigrantes genera en pocas décadas una transformación total en orden de población. Los miles y miles de italianos, españoles, alemanes, ingleses, suizos, franceses, a quienes se agregaron después árabes, judíos de distintas procedencias y en menor medida, inmigrantes de otros países del Viejo Mundo y América,modificaron la vida y las costumbres santafesinas, en especial de Rosario,que merced a su aporte se convierte en la segunda ciudad de la República.
Esta política pública inicial de inmigración y colonización,es abandonada hacia 1870; quedando en manos de la iniciativa privada la formación de colonias agrícolas, a las que se incorporan inmigrantes que llegan espontáneamente al país (no hay ya contratación previa). Importante este tema de la contratación previa.
Las colonias agrícolas relacionadas con Rosario por su puerto con un río navegable todo el año; el proyecto del ferrocarril y sus consecuencias (fabricación, extendido de vías y la formación de nuevos pueblos) es otro de los factores que se suman a que Rosario se convierta en un lugar atractivo para inversiones, con sus posibilidades de trabajos de toda índole: carpinteros, herreros, ramos generales. etc.
Cada uno trajo su profesión u oficio, junto con sus ilusiones y anhelos de un mejor porvenir, brindándose al país que los acogía con la misma generosidad con que éste abrió de par en par sus puertas con la sola condición de la laboriosidad y la honradez. Supieron hacer frente a la privaciones, viviendo algunos una pobreza digna, alcanzando otros el bienestar y la fortuna merced a su inventiva y esfuerzo creador.
Seguimos viendo cómo una ciudad se hizo de cero con el aporte de visionarios. Rosario, es muy agradecida con las comunidades que la integran. Tienen una vez al año su Fiesta de las Colectividades.
La semana que viene Aarón Castellanos y sus vivencias. Una historia de vida.
(1)Vean una bonita historia que conté sobre el pueblo de Esperanza en 1870:
http://utopiasargentinas.blogspot.com/2010/09/esperanza-el-arbol-equidistante-una.html
La Capital 15.11.87
http://www.santafe-conicet.gov.ar/sipar/2005_inmigracion/alcaraz.doc
http://utopiasargentinas.blogspot.com.ar/2011/09/aaron-castellanos-inmigracion.html


No hay comentarios.:

Publicar un comentario