24 ene. 2011

El viento de cola de las avionetas

Algo huele mal en Dinamarca reflexionaba Hamlet, al enterarse de la extraña muerte del rey, que era su padre.
Si toda la información que publiqué ayer es cierta, estamos en problemas.
El viento de cola no sería más que el de las avionetas que surcan nuestro cielo.
Un país que dice haber crecido el 10% por año durante tantos años tendría que tener una clase media desarrollada que ocupara más mano de obra. La demanda de mano de obra tendría que ser altísima. Si no hubiera en el país tendría que traerse del exterior. Sin embargo del exterior traemos pobres para mantener y los índices de pobreza siguen siendo altos.
El dinero que mueve al país no es todo del campo como dicen, ya que por un lado está haciendo protestas porque no les pagan lo que deben, no tienen las ganancias que necesitan y no les dejan vender lo que podrían vender. Por otro lado, como nunca, aportan al Estado un 35% bruto de sus ventas, que podría haber permitido un desarrollo en todos los rincones del país.
O algo anda siendo mal administrado o el ingreso de dinero al país es ilegal y se están blanqueando haciendo grandes edificios, mansiones impresionantes, costosísimas y va a pocos bolsillos.
Pueblos enteros nuevos con hoteles de 5 estrellas que nadie usará por años como para amortizar el capital invertido.
De dónde sale el dinero y quién lo recibe?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario