21 dic. 2012

La transgresión como norma?


Tomo el hecho de tránsito que describí ayer, como ejemplo de una forma de ser, que junto con el odio al que no piensa como uno, se han tomado como “norma”  o mejor dicho como transgresión modélica. Cuando desde arriba hacia abajo se bajan,se marcan las rupturas a las normas morales, de las costumbres, de las  relaciones, del descontrol, eso se transforma en una indicación para la vida cotidiana del conjunto social. No cabe la menor duda.

Uno puede pensar para  qué sirve el protocolo, el comer con cubiertos, el vestir de una manera determinada en una situación especial, el hablar bien en público (aunque en la vida privada uno pierda la compostura)?. Se pierde la libertad por cumplirlo?. Es hipocresía?. La transgresión a esas normas de convivencia pone en peligro la vida social?. NO. Capaz que ayuda...
     Recuerdo ante el suicidio de una intelectual prominente de nuestro país, un comentario que me hicieron al respecto. Los griegos condenaban el suicidio de una persona y no tenía una muerte digna, si con su suicidio causaban un mal a alguien de la sociedad (si dejaba hijos huérfanos, p.e.). El límite del accionar de cada individuo estaba marcado por la consecuencia social de su acto. Y es valedero.
    Si la transgresión está en no controlar las normas de tránsito, las normas de seguridad de los estadios, de los bailables, de la pirotecnia, de la trata de personas, de tráfico de drogas, los recambio de los conductores de colectivos de larga distancia, esa transgresión es delictiva, no sólo porque lo diga la ley sino porque pone en peligro nuestra vida y nuestra seguridad. Hoy la justicia se expidió encarcelando a los inspectores de Cromagnon. Es un paso adelante pero mínimo en relación a tanto descontrol. Pero cabe destacarlo por la responsabilidad que les cupo y de lo que ya hemos conversado.
   Si el ciudadano sabe que no hay control cuando transgrede porque desde lo más alto, pasando por los organismos de control, le dicen que andar sin casco, de contramano, fúmate un porro, cortar calles, apedrear a quienes no comparten nuestras ideas,es posible, está permitido, es una forma de expresarse, la transgresión se vuelve una “norma” y en una indicación para la vida cotidiana del conjunto social.
    Desde el poder tomaron esa forma de ser argentina y demagógicamente hacen ostentación de la transgresión como pavoneándose de su arrogancia (no soy estúpido, transgredo) o se han propuesto desde la transgresión modificar nuestra cultura?.
   La transgresión en el arte es constructiva,en el adolescente una forma de crecer (mientras no se haga daño a sí mismo ni a los demás), en la política es una bomba de tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario