24 jun. 2012

El que "tiene la razón" es el más fuerte

Tenemos a un secretario general de la CGT que además de que preside el gremio más poderoso del país, capaz de paralizarlo TODO ya que traslada a personas, ganados, caudales, combustible, alimentos, maquinarias, contenedores, está blandiendo un arma muy potente, como es “tener la razón” ante el Gobierno ya que lo que pide tiene tanta lógica y legitimidad que no admite discusión.
Juntos, el Gobierno y Moyano, son un peligro total, tendrían un dominio increíble. Separados el poder lo tiene Moyano.
Dicen que la Presidenta debió regresar de urgencia por el tema y llevó al Gobierno a realizar una denuncia penal contra Hugo Moyano, victimizándolo a él que es el que “tiene la razón”.
Cosa rara, la Señora no pidió Cadena Nacional para expedirse. Pero así como pueda explicar, mentir, mendigar, Moyano “tiene la razón”. No cabe ni la menor duda. Hasta el presidente de la UIA le da la razón. José Ignacio de Mendiguren, apoyó el reclamo de Hugo Moyano por una suba del mínimo no imponible al impuesto a las ganancias.
Moyano esperó una semana para lanzar el paro de camioneros y la manifestación a Plaza de Mayo, le dio tiempo. Además, el gremialista pronosticó que el miércoles el paro de camioneros y movilización a la Plaza de Mayo serán “una medida y concentración muy fuerte”, que tendrá “muchísimas adhesiones”. Pero ahí viene la paradoja, lanzó un nuevo desafío al Gobierno. “No me presento como candidato a secretario general de la CGT, si el Gobierno asume la responsabilidad de aumentar el mínimo no imponible y modificar los topes de las asignaciones familiares”, recalcó. Si obtiene lo que pide, es decir, gana la partida, queda con el poder del gremio más fuerte, pero no preside la CGT que ya está vacía de contenido, porque él nuclea el gremio que tiene el As de Espada.
Un pequeño detalle a tener en cuenta. Cuando el Gobierno lo acusa penalmente a él y a su hijo Moyano utiliza las palabras mágicas que dijo Hugo Chávez para convertirse en la “esperanza” de los venezolanos: “asumo toda la responsabilidad”.
A qué estamos jugando, Cristina?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario