9 mar. 2011

Vamos bajando la cuesta, se acabó la fiesta...

Cuando fiestas populares como la Fiesta de la Vendimia es suspendida por problemas digamos de “buena convivencia”,es de una gravedad que el tiempo lo va a cobrar.
Son razones que se podrían arreglar entre personas civilizadas. Que se podrían tomar en cuenta para la realización del espectáculo el año entrante. Que se podría haber realizado lo mismo, dejando en claro que se hacía a pesar que el Gobierno Provincial no había cumplido con lo pactado, que era darles las entradas a familiares de los actores,
Ya somos un país imprevisible en muchos aspectos pero las “luchas” intestinas están tocando las fibras que nos vuelven autodestructivos de aquello a lo que pertenecemos Es como estar contaminando el agua que tomamos.
Si un grupo forma parte del evento, si el evento se suspende porque no han cumplido con el grupo, el grupo se perjudica a sí mismo. Mucha gente no irá el año entrante a ese espectáculo o a otro ante la posibilidad de que sea suspendido por cualquier razón.
Como mucha gente que si puede no está usando los aviones por no se expone a quedar varado en un aeropuerto por paros de diferentes gremios.
No tienen en cuenta que eso va desgastando la relación con el consumidor del servicio del que son partes. Recuerdo una disertación de un extranjero que ponía de ejemplo a Aerolíneas Argentinas (hace mucho tiempo) porque, viniendo hacia la Argentina, le había comentado a la azafata que le había gustado el vino servido en la comida. Al bajar del avión la azafata le brindó una botella de vino de regalos. Este disertante recordaba con agrado esa atención y hablando bien de la compañía y su personal identificado con la camiseta de la compañía, era un ejemplo, porque cuesta mucho conseguir un cliente y mucho más conservarlo.
Se creen que van a poder mantener por mucho tiempo todo lo que producimos de servicios si alguien va al Colón y se suspende la función?. O si van a la Fiesta de la Vendimia y se suspende por razones lo más valederas que sean pero que deja al espectador sin espectáculo?. Las cosas se generalizan. Se quita calidad a los espectáculos argentinos y a la confianza de su realización.
No sé si me parece a mí, pero los más perjudicados son los que no cuidan su trabajo y el lugar donde expresar lo que sienten en un espectáculo que supongo habrán preparado con esmero para lucirlo en esa fiesta popular ANUAL e irrepetible. La del año que viene no será la misma. Muy bochornoso y triste.

2 comentarios:

  1. Hola, es la primera vez que paso por aqui y tu blog me ha gustado mucho, es un sitio muy interesante; espero no te moleste si regreso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Al contrario, gracias Yessi. Sería interesante compartir ideas.

    ResponderEliminar