7 feb. 2011

Itimad: de esclava a reina

Este azulejo del que hoy nos ocupamos se encuentra en la calle Gloria en pleno barrio Santa Cruz, en Sevilla.

En pocas palabras cuenta una historia real de Al Mutamid,quien fue el tercer rey árabe de la Taifa de Sevilla, de la dinastía de los Abbadíes. Ocupó el reino cuando falleció su progenitor en el año 1069 y estuvo en el trono hasta el año 1091, fecha en que fue derrocado por los almorávides.
Al-Mutamid se destacó por sus dotes como poeta. Se rodeó de grandes literatos y otorgó a la corte sevillana un esplendor cultural y desconocido que la sitúan como una de las más importantes ciudades de su época.-
Efectivamente conoció y se casó con una joven llamada Rumaikiyya (la Romaiquía), esclava de un alfarero. Al-Mutamid cayó inmediatamente enamorado, la llevó a su palacio y la hizo su esposa, tomando el nombre de Itimad.
Cuenta la leyenda que se enamoró de Intimad cuando el rey poeta, paseaba junto a sus cortesanos, por la ribera del Guadalquivir y jugaban a improvisar poemas, entretenimiento extremadamente popular en la sociedad andalusí de la época. Al levantarse una ligera brisa sobre el río, dijo Al Mutamid:
"El viento teje lorigas(*)en las aguas".
Ante lo cual esperaba la respuesta de uno de sus compañeros. Sin embargo, antes que nadie respondiera oyeron una voz femenina que completaba la rima:
"¡Qué coraza si se helaran!"
Y ésta es la historia que narra el azulejo: su hermosura, una poesía y el amor de un rey la hicieron reina de Sevilla.

(*)Lorigas: coraza de laminillas metálicas, sobrepuestas a modo de escamas, que servía para proteger el pecho y la espalda de los soldados.

Reinos de Taifas (familias, bandos, facciones) en España en 1080 donde se puede apreciar la dinastía de los Abbadies en tiempos en los que Itimad fue reina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario