23 mar. 2010

Viviendas ingeniosas




Si se pueden hacer hoteles recuperando aviones, toneles de vino, caños de cemento armado, cómo no se pueden encontrar formas ingeniosas de reciclar edificios abandonados, de crearles viviendas a los pobres para que no duerman sobre el barro y sus propios excrementos, cómo no se puede tener la imaginación para crear recursos o con pocos recursos paliar las necesidades. Se requiere un poco de imaginación. Así como se hizo el Macro en Rosario como museo, en donde estaban los silos, se tendría que seguir usando la imaginación para resolver los problemas sociales.