15 feb. 2010

Mucha gente quiere entrar a la fiesta K


Creo advertir una lógica de crecimiento en este gobierno a través de sus palabras:
el Estado inyecta dinero en el mercado, con planes sociales, con jubilaciones a los que no aportaron, con planes cooperativos. Eso produce una gran demanda, las empresas invierten para satisfacerla y entonces empiezan a emplear a la gente que ellos tomaron y que devuelven capacitadas en pintar escuelas, arreglar veredas o en cualquier tipo de trabajo de empleado público. Hasta acá su lógica.
La nuestra: mientras tanto o vacían las arcas donde encuentran dinero o los que tienen algún pesito que con ingente esfuerzo lo gana, aporta los impuestos necesarios para esperar que las empresas decidan invertir y reviertan el círculo.
Tienen un pequeño inconveniente: LA DESCONFIANZA QUE INSPIRAN. Quiénes invertirían?: los que tengan la garantía que no les van a tocar lo que hacen (con el pacto de vasallaje) o que van a tener un recupero tan rápido como para poder huir lo antes posible, sin crear el basamento de una economía sólida.
Qué industria de envergadura se va a instalar en nuestro país?. Qué seguridad jurídica tiene?. Qué va a pasar cuando se acabe el dinero?. Es como una familia en la que sólo un integrante de la misma trabaja y los demás gastan cada vez más. Si no producen algo más en algún momento se funden. Mientras esté la fiesta todos felices...
No puedo dejar de poner este bocadito:
""Necesitamos inversión", dijo José Mujica en Punta del Este el miércoles 10: "La riqueza no se genera por decisiones legislativas; es hija de la inversión y del trabajo (en ese orden)". Agregó: "Si las empresas no prosperan y no pagan impuestos, nos quedamos -los progresistas, los socialistas- sólo con las utopías". Y concluyó: "Los que crean la riqueza, son los empresarios, los emprendedores. La tarea del gobierno es reducir el margen de riesgo de los inversores".http://www.clarin.com/diario/2010/02/12/elmundo/i-02138406.htm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario